Blogia
Makken Skeyes' Life

Un día cualquiera

Un día cualquiera, por la mañana temprano. Estoy en la cama, recién despierto. Acabo de apagar el despertador, aunque no conscientemente. Como de costumbre, lo he apagado aún dormido, de forma automática: estímulo-respuesta.

El primer pensamiento consciente, como siempre, es para mi novia, el amor de mi vida. Primero, un recuerdo: su sedoso cabello azabache, cubriéndole parte de su rostro; sus brillantes ojos verdes, que me hablan en un lenguaje sin palabras; sus carnosos labios que me incitan al beso. Todo esto conforma un semblante de aspecto angelical al que, al menos para mí, es difícil resistirse. Lo siguiente es un deseo: que estuviera conmigo, metida bajo las sábanas. No es un anhelo sexual, sino la necesidad de mi alma de estar junto a la mitad que le falta y en cuya compañía se siente completa de nuevo. Es algo vital: estoy seguro de que si me separaran demasiado de ella, simplemente me marchitaría hasta morir. Y en esos primeros momentos de vigilia es cuando se me hace más necesaria, como si requiriera de un ancla que me mantuviera en este mundo para no volver a los parajes oníricos. Me encantaría despertar y contemplar esa carita que me vuelve loco, observar cómo los pequeños rayos de sol que se cuelan a través de la persiana acarician suavemente su piel. Poder despertarla con un beso en los labios y susurrarle al oído que la quiero. Saber que ha comenzado un nuevo día y que lo empezamos juntos. Seguro que eso me daría más fuerzas para salir de las arenas movedizas en que se convierten las sábanas cada mañana. Y, decididamente, iniciar el día imbuido de la felicidad que me proporciona tiene que ser la mejor forma de despertar. Tras el momento de deseo, ya un poco más despierto, cojo el teléfono móvil y le hago una llamada perdida: mi forma de darle los buenos días.

El resto del día transcurre con lentitud si no estoy con ella. Pienso de vez en cuando en mi ángel, pero la mayor parte del tiempo tengo la mente ocupada. Sin embargo, siempre hay un lugar en mi pensamiento para ella. A todas partes me acompaña, pues la llevo en mi corazón. Y poco a poco se agota el día hasta que llega el momento de acostarse.

Entonces, mi último pensamiento es también suyo. No falta nunca un mensaje de buenas noches, ya que no puedo deseárselas en persona. Es la manera de sentirme más cerca de su ser, a pesar de la evidente e inevitable distancia que nos separa. Es en estos instantes cuando más extraño su presencia. Necesito tenerla y sentirla a mi lado, contemplar la sonrisa que ilumina su cara, inundando mi interior de esa sensación de paz y plenitud inalcanzable, que no podía haber imaginado que existiera, antes de conocerla. Dormirme respirando su aroma, acariciando supiel... Decirle cuánto le amo con el roce de mis labios en los suyos. Unirnos en un solo ser. Sentir que el universo nos sobra. Rodearla con mi brazo, protegiéndola, cuidándola. Todo lo que necesito es que ella esté a mi lado. Anhelándola, deseando que esta necesidad se convierta pronto en realidad, conformándome, resignado, con encontrarla en mis sueños. Y de esta manera, mi día se apaga mientras pienso en ella...

Este pequeño relato está dedicado a mi niña (esto es evidente, pero quería dejarlo claro). Es algo que escribí hace bastante tiempo y que releí hace poco y quise colgarlo aquí ;

Espero que os guste, ya me contaréis ;)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

La susodicha again xD -

Y como no hay dos sin tres, tengo que decir una cosilla más:

Mi verdadero comentario de esta historia tan bonita, está ímplicito en el propio relato, tú y yo sabemos a lo que me refiero, y es algo que queda entre nosotros, te quiero mi vida, siempre juntos...!!

Te amo!!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

La susodicha otra vesss -

Y que a lo mejor, me da algo de vergüenza que este relato esté aquí, ains!! ^^

Te I love You Mucho mai lof!!!

La susodicha :D -

Mi vida... :$

Ya sabes que todo es correspondido, que yo siento exáctamente lo mismo que tú, y que yo también te lo he dicho mil veces, ya sea por sms, mail, anteriores comentarios por este blog, o en persona...

Que te amo, y que como tú y yo sabemos -> So deep inside I feel We are one ;)

Muaaaaaaaaaacksss!!!

Siempre contigo ;)

Forever....... :D

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres